Hallan una cabeza de un lobo gigante de más de 30 mil años con colmillos y el cerebro intactos

Se trata de la primera cabeza intacta de un lobo adulto de la Edad de Hielo.




Sus colmillos e incluso su cerebro están increíblemente preservados.

Y se trata de la primera cabeza intacta de un lobo adulto de la Edad de Hielo.

La cabeza fue encontrada en Siberia y perteneció a un lobo que vivió en el Pleistoceno, hace más de 30.000 años.

El hallazgo fue estudiado por investigadores en Rusia, Suecia y Japón, y fue presentado al público en una exhibición en el Museo Nacional de Ciencia e Innovación de Tokio.

La cabeza tiene 40 cm de largo y es mucho más grande que la de un lobo actual, que mide entre 23 y 28 cm.

Los científicos esperan que los restos ayuden a entender qué sucedió con este gran depredador que convivió en Europa y Asia junto a especies como el mamut lanudo.

¿Cómo fue hallada la cabeza?

A medida que partes del permafrost de Siberia se derriten debido al cambio climático, más y más restos extraordinarios están quedando al descubierto.

Uno de los hallazgos más conocidos es el de Yuka, un mamut bebé lanudo que fue hallado perfectamente preservado en 2011 y vivió hace 28.000 años en la región de Yakutia.

La cabeza del lobo fue encontrada el año pasado en la misma región, en el río Tirekhtyakh, por buscadores locales de colmillos de mamut.

Luego de que China prohibiera el comercio de estatuillas y otros productos de marfil de colmillos de elefantes, los buscadores de colmillos de mamut en el permafrost siberiano vieron la oportunidad de un negocio lucrativo.

Fue buscando esos colmillos que dieron con la cabeza del lobo, la cual entregaron a Albert Protopopov, jefe del departamento de estudios sobre mamuts en la academia de ciencias de Yakutia.

¿Cómo se determinó la edad de los restos?

Protopopov no sabía en un principio cual era la antigüedad de los restos, por lo que contactó a expertos en Suecia.

David Stanton, investigador en paleogenética evolutiva del Museo de Historia Natural de Ciencias de Suecia, fue uno de los científicos que determinó la edad de la cabeza hallada en Siberia.

“Hicimos datación por radiocarbono de un trozo de tejido con una compañía estadounidense llamada Beta Analytic”, explicó Stanton a BBC Mundo.

“La antigüedad que determinamos fue de entre 32.560 años y 31.480 años (con un 95% de certeza). Otro equipo independiente llegó al valor de 32.705 a 31.690 años. Así que podemos decir con confianza que el espécimen tiene una antigüedad de 32.000 años, con un margen de error no mayor de 500 años”.

ADN

Protopopov también colaboró con la escuela de medicina de la Universidad Jikei en Tokio, donde se realizó una tomografía computarizada de la cabeza para revelar los detalles de los tejidos.

Los científicos estudiarán ahora el ADN del animal, para compararlo con el de los lobos actuales.

El lobo hallado en Siberia tenía colmillos más potentes que los de los lobos actuales y se cree que podía cazar animales muy grandes como bisontes y caballos.

“El siguiente paso es intentar extraer ADN de los restos del lobo. La dificultad es que el ADN en especímenes tan antiguos suele estar dañado”, explicó Stanton a BBC Mundo.

“Intentamos extraer ADN sin mucho éxito de la piel así que ahora intentaremos extraerlo de los dientes. Si logramos ADN de buena calidad intentaremos secuenciar el genoma del lobo, y esto nos permitirá buscar responder diferentes preguntas”.

“Por ejemplo, ¿cuál es el parentesco entre estos lobos extintos y los actuales?, ¿se cruzaron estos lobos extintos con los actuales, y tienen los actuales genes de esos lobos?, ¿podemos encontrar en el genoma las razones de por qué se extinguieron?”

Stanton señaló que una posibilidad es que los lobos se hayan extinguido debido a razones climáticas.

“Si ése es el caso, entender mejor estas extinciones puede ayudarnos a predecir y prevenir futuras extinciones debido al cambio climático”.

Los investigadores esperan que los restos también ofrezcan pistas sobre la fauna del Pleistoceno.

La cabeza también podría ayudar a entender el pasado evolutivo de especies como los perros y los lobos actuales, que según se cree se separaron de un ancestro común hace al menos 27.000 años.

El hallazgo de la cabeza es crucial para Stanton.

“Es muy poco común encontrar especímenes con este nivel de preservación, por lo que esta cabeza es muy valiosa. Creemos que se trata de un espécimen de un ‘lobo de las estepas del Pleistoceno’, un linaje de lobos que se extinguió probablemente hace entre 20.000 y 30.000 años”.

“Especímenes extraordinarios como éste pueden darnos información sobre por qué este linaje se extinguió cuando los lobos modernos han sobrevivido”.

Descubren tiburones vivos dentro de volcán activo

Sí, en efecto, la naturaleza es maravillosa y jamás nos deja de sorprender.




Aunque no lo creas, un equipo de investigadores dirigido por el ingeniero oceánico Brennan Phillips, descubrió que dentro de un cráter del volcán submarino Kavachi, situado en el suroeste del océano Pacífíco, hay vida.

Sí, en serio, aunque no lo creas, al colocar una cámara de alta mar pudieron ver que dentro del cráter viven tiburones martillo.

Increíblemente, al parecer, no les afectan las temperaturas hostiles y la acidez del agua provocadas por las erupciones. Además, en el vídeo se pueden ver otras especies como rayas y medusas.

El descubrimiento del equipo contradice los datos científicos anteriores, se creía que las condiciones ambientales dentro de un cráter volcánico activo no son aptas para especies tan grandes como los tiburones.

Phillips también se pregunta cómo se comportan las criaturas submarinas durante una erupción volcánica: ¿se sienten amenazadas y abandonan el cráter en seguida o se elevan en el agua con la ceniza?.

¿Están los lobos de Chernóbil extendiendo sus mutaciones?

Un nuevo estudio plantea la posibilidad de que los lobos de Chernóbil puedan extender las mutaciones provocadas por la radiación a otras poblaciones de lobos europeos.



Los animales salvajes vagan en libertad alrededor de la planta nuclear de Chernóbil, donde tuvo lugar el peor accidente nuclear del mundo, que propagó radiación por la región en 1986.

Algunos estudios han sugerido que poblaciones considerables de lobos europeos y otras criaturas grandes viven en la Zona de Exclusión de Chernóbil, una sección de 2.500 kilómetros cuadrados cuyos habitantes fueron evacuados y donde ya no pueden vivir.

Aunque está libre de humanos, los animales no están a salvo de la radiación y sus efectos en la salud, un ámbito de investigación activo y en ocasiones controvertido. Aún hay muchas incógnitas sobre la medida en que la radiación provoca mutaciones en diversas especies y si estas podrían extenderse fuera de la zona. Un viaje épico

En un experimento reciente, los investigadores siguieron a 13 lobos mediante collares de rastreo que pueden medir la radiación y descubrieron, como era de esperar, que los animales encontraban más radiación al atravesar las zonas más contaminadas. Pero una observación del estudio, publicado en European Journal of Wildlife Research, llama la atención: un macho joven con collar emprendió un viaje de 400 kilómetros fuera de la región, primero hacia el este a Bielorrusia, después a Ucrania, y finalmente hasta Rusia.

Se trata de la primera migración de larga distancia registrada en lobos desde dentro de la Zona de Exclusión de Chernóbil hacia sus alrededores, según explica el líder del estudio Jim Beasley, ecólogo de vida silvestre en la Universidad de Georgia en Estados Unidos.

Beasley explica que los lobos machos jóvenes suelen viajar largas distancias en busca de pareja, por lo que ese hecho en sí mismo no es sorprendente. Sin embargo, aporta más pruebas de que existen grandes poblaciones de animales en la región de Chernóbil.

«Sabemos que la población de lobos en la Zona de Exclusión de Chernóbil es grande», afirma el primer autor Michael Byrne, que estudia ecología y desplazamiento animal en la Universidad de Misuri. «Se espera que conforme una población de un animal cualquiera aumenta hasta cierto nivel, solo puede contener un número determinado, de forma que los animales jóvenes se dispersan».

«Le tocó salir al mundo y conseguir trabajo», bromea Byrne. Añade que este viaje épico plantea la cuestión de si los animales podrían transmitir las mutaciones a poblaciones de lobos fuera de la zona. ¿Mutaciones que se extienden?

Tim Mousseau, biólogo de la Universidad de Carolina del Sur que no participó en el estudio, explica que estudios en otros animales —la mayoría en animales pequeños como aves, roedores e insectos— demuestran que la radiación de Chernóbil puede provocar mutaciones y efectos perjudiciales para la salud.

Las investigaciones de criaturas como la golondrina común y el ratón de campo sugieren que podrían transmitirse a la siguiente generación. Mousseau señala que estos animales de menor tamaño también podrían propagar contaminantes radiactivos al medio ambiente mediante sus movimientos.

Pero por ahora, según él, la situación de los lobos está menos clara. «Sí que es plausible», afirma, aunque no existen grandes poblaciones de lobos en las inmediaciones directas de Chernóbil a las que extender estas mutaciones. En otros animales más pequeños de la zona, la exposición a la radiación se ha asociado a tumores, cataratas, cerebros más pequeños y ciertas anormalidades en el desarrollo.

Anders Møller, científico de la Universidad de París Sur, argumenta que, como la mayoría de las mutaciones son perjudiciales, es poco probable que la radiación haya afectado mucho a un lobo capaz de desplazarse a tanta distancia. Además, refuta la idea de que los lobos estén «prosperando» en Chernóbil, como han sugerido algunos científicos, afirmando que a los lobos también les va bien en otras zonas de Europa. La radiación

En lugar de eso, el trabajo de Møller demuestra que las áreas «calientes» con altos niveles de radiación tienen bajas poblaciones de fauna y de ello se infiere que los animales que habitan estas regiones podrían sufrir daños genéticos. El paisaje de Chernóbil es bastante variado; gran parte permanece prístino, mientras que existen algunos focos con altos niveles de radiación.

«Puedo salir con los ojos tapados a un lugar aleatorio de Chernóbil y decirte el nivel de radiación de fondo según la cantidad de aves que haya en la zona», y por lo tanto la cantidad de cantos de aves audibles, afirma Møller.

Uno de los debates implica la medida en que la zona de Chernóbil sirve como fuente o «sumidero» para las poblaciones de animales circundantes. Byrne y sus colegas tienen el presentimiento de que la región podría ser una fuente de población de lobos y, de serlo, eso significaría que cualquier alteración genética provocada por la radiación podría extenderse a otras poblaciones de lobos.

Los autores insisten en que debe investigarse más para responder a las preguntas planteadas en el trabajo.

«No quiero afirmar que los animales de Chernóbil estén contaminando el mundo», explica Byrne. «Pero si hay alguna mutación que pueda transmitirse, es algo a tener en cuenta».

Avistan a una criatura que se creía mitológica o extinta

Las imágenes han sido registradas por unos turistas en las montañas de Altai, en Rusia.




Seguramente no hayas oído hablar nunca del oso Sailugem, pero si conoces a algún verdadero freak de la naturaleza probablemente sepa de qué estamos hablando. Básicamente, el oso Sailugem es una especie que se creía extinta desde hace décadas, llegando a ser considerada por algunos no como una realidad desaparecida sino como una criatura mitológica que jamás habría existido.

Los más escépticos se echarán las manos a la cabeza, sin embargo, al ver este vídeo grabado recientemente en el macizo de Altái, en Rusia.

Los responsables de la grabación fueron un grupo de turistas rusos que se encontraban allí de la mano de la agencia de viajes Kaichi Travel haciendo una excusión por el conocido como Parque Nacional de Sailugem, un paraje natural que se encuentra en la intersección de cuatro países (Mongolia, China, Rusia y Kazakstán) y que es conocido popularmente como ‘Punto X’.

"Un evento absolutamente increíble tuvo lugar en nuestro viaje de junio", relatan los viajeros en la web de Kaichi Travel. "Nos encontramos con un oso, y no un oso pardo común, sino casi un fantasma: el oso de Sailugem".

"De repente, los guías Erkin y Alexander nos hicieron una señal con la mano para que los siguiéramos sin hacer ruido, cuesta abajo, por una colina muy empinada”, describen los excursionistas. "Cuando llegamos a una roca plana, notamos la pierna de un gran animal esponjoso a unos 60 o 70 metros por debajo de nosotros. Pronto se mostró completamente, y para nuestra sorpresa, era un verdadero oso de Sailugem, rubio y muy hermoso. Caminó un poco y nos alegramos de que pudiéramos hacer algunas fotos y vídeos como evidencia, solo para mostrar al mundo que el oso Sailugem realmente existe".

La excitación es comprensible si tenemos en cuenta que el animal se creía extinto desde mediados del siglo XX.

Ahora la comunidad científica está dividida sobre este avistamiento. Si bien para muchos el oso de Sailugem no sería más que una subespecie del oso pardo, lo cierto es que otros defienden que se trata de una especie en sí misma. Diferencias entre unos y otros hay. Mientras los osos pardos viven en los bosques silvestres, el protagonista del vídeo tendría como hábitat natural las tierras altas montañosas sin vegetación. Además, por supuesto, del color del pelaje más claro y tan característico, de sus garras blancas y de ese hocico de tono rojizo.

El optimismo de estas imágenes queda empañado por quienes defienden que ese ejemplar filmado y fotografiado es en realidad de otra especie de oso (también en peligro de extinción, por cierto), llamada Tien Shan y que suele encontrarse más al sur en Kazakstán.

Sea como fuere, lo cierto es que las imágenes recogidas en el vídeo muestran a un animal extremadamente similar al dibujo del oso que en su día realizó el zoólogo ruso Genrick Sobamsky, que debería representar a Sailugem, y que fue realizado a mitad del siglo pasado tras su primer y único encuentro con el animal.

Un nuevo método con nanoestructuras consigue hacer transparente cualquier metal

Una investigación ha demostrado un método con el cual se pueden obtener metales transparentes.



Una investigación ha demostrado un método con el cual se pueden obtener metales transparentes. Mediante el uso de nanopartículas o nanohilos metálicos, unos científicos han creado un metamaterial hecho de metal pero que imita el vidrio; transparente en el infrarrojo pero con la conductividad de un metal.

El trabajo es obra de un equipo internacional con participación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España.

Los autores del estudio sostienen que mediante estas nanoestructuración se puede hacer transparente cualquier metal.

Su estudio, que se publica en Nature Communications, podría tener diversas aplicaciones, como nuevos componentes ópticos para análisis y comunicaciones, en células solares donde son decisivos los electrodos transparentes por su alto rendimiento, o como vidrios resistentes en ipads y móviles, entre otras.

“La idea empezó como un juego después de ver un episodio de Star Trek, donde la tripulación de la Enterprise usaba aluminio transparente para transportar y salvar una ballena”, explica Vincenzo Giannini, investigador del CSIC en el Instituto de Estructura de la Materia, que ha participado en el estudio. “La idea era ver si podría existir un metal transparente. La respuesta es afirmativa y hemos conseguido demostrarlo teórica y experimentalmente”, añade Giannini. Este trabajo es fruto de la colaboración entre el CSIC, el Imperial College London, la Universidad de Vigo y la Universidad de Tarragona.

“Hemos descubierto que se pueden obtener metales más transparentes en el infrarrojo incluso que la mayoría de los vidrios”, señala Giannini. “Explicado de manera sencilla: hemos averiguado que, usando nanoparticulas o nanohilos metálicos, es posible crear un metamaterial hecho de metal pero que imita un vidrio, de forma que conseguimos tener un nuevo material que tiene la transparencia del vidrio y la conductividad de un metal”.

Los investigadores han demostrado su planteamiento con un experimento con nanopartículas de oro. Investigadores de la Universidad de Tarragona y de Vigo han elaborado una lámina construida con nanoparticulas ordenadas de oro. “Luego se ha medido si la luz la atravesaba”, explica Giannini. “En principio una lámina continua de oro con esas dimensiones es un espejo perfecto, pero lo que hemos logrado es una lámina transparente, confirmando así la teoría”.

Hallados restos de una nueva especie humana en Filipinas

Descubierto el 'Homo luzonensis', un misterioso homínido que vivió hace 67.000 años




La cueva de Callao, en Filipinas, es una enorme cavidad con siete cámaras, pero lo más interesante está muy cerca de la entrada. Allí se han desenterrado 13 huesos y dientes que, según sus descubridores, pertenecen a un nuevo miembro de nuestro propio género al que han bautizado Homo Luzonensis y que vivió hace al menos 67.000 años en la isla de Luzón.

El hallazgo obliga a cambiar los libros de texto —otra vez—, pues la lista de miembros del género Homo que habitaban la Tierra en este periodo pasa de los cinco conocidos (neandertales, denisovanos, hobbits de Flores, erectus y sapiens), a seis.

Todos estos homininos son una familia variopinta de primates unidos por lazos de parentesco más recientes que con los otros homínidos vivos, como los chimpancés o los bonobos. Cada uno representó un experimento evolutivo más o menos exitoso. Todos se han extinguido menos uno, el Homo sapiens, quien cada vez que encuentra un nuevo pariente se pregunta por qué ellos desaparecieron y nosotros no.

El humano de Luzón es un enigma. Es imposible saber cómo era su rostro, pues no hay fragmentos de cráneo, ni qué estatura tenía, porque el único hueso disponible que podía tallarle, el fémur de un muslo, está partido. Los restos hallados, el primero una falange hallada en 2007 que data de hace 67.000 años, y el resto hallados entre 2011 y 2015 con una antigüedad de al menos 50.000 años, pertenecieron a dos adultos y un niño. Sus dientes, dos premolares y tres molares, son muy pequeños, parecidos a los de un humano actual o a los del Homo floresiensis, el hominino asiático de un metro de estatura y cerebro de chimpancé que vivió en la isla indonesia de Flores en la misma época. En cambio, los huesos de manos y pies son mucho más primitivos, comparables a los de los australopitecos que vivían en África dos millones de años antes y cuyas extremidades estaban adaptadas para vivir colgados de los árboles.

“Si miras cada uno de estos rasgos por separado los encontrarás en una u otra especie de Homo, pero si coges el paquete completo no hay nada similar, por eso esta es una nueva especie”, explica Florent Détroit, paleoantropólogo del Museo Nacional de Historia Natural de París y coautor del estudio que describe la nueva especie, publicado este miércoles por la revista científica Nature. Ha sido imposible extraer ADN de los restos, lo que aumenta el misterio sobre su origen.

“Este hallazgo va a generar un enorme debate”, opina el paleoantropólogo del CSIC Antonio Rosas. “No es fácil evaluarlo porque hay muy pocos fósiles, pero hay base para proponer que sea una nueva especie. Lo que está claro es que ratifica que la diversidad de nuestro género es increíble y está en la antítesis de ese modelo lineal que representa a una especie de primate tras otra hasta culminar en los sapiens”, señala. Para Rosas lo más importante es que esta especie demuestra un camino alternativo de evolución al nuestro caracterizado por el aislamiento.

Luzón ha estado rodeada por mar desde hace dos millones y medio de años. El humano hallado en la cueva de Callao tuvo que cruzarlo, nadie sabe cómo. Es lo mismo que hizo el hombre de Flores para llegar a su propia isla, donde fabricaba herramientas de piedra tan sofisticadas como las de los sapiens. En Cagayan, un valle cercano a la cueva filipina, se han hallado herramientas de piedra que delatan la presencia de homininos hace al menos 700.000 años, por lo que es posible que se tratase de los luzonensis. Es en este punto se abren al menos tres diferentes posibilidades sobre su origen.

La más plausible es que esta especie descienda del Homo erectus, el primer hominino que salió de África y pobló Asia hace 1,8 millones de años. Todos los humanos actuales venimos de otra oleada de Homo sapiens muy posterior que salieron de África hace unos 70.000 años.

El luzonensis sería un descendiente de los erectus que llegaron a lo que hoy es China. Al igual que su congénere de Flores habría evolucionado durante decenas de miles de años aislado con las presiones evolutivas que eso supone, lo que posiblemente le transformó en un humano de dimensiones más pequeñas que sus ancestros. Esta posibilidad la apoya el tamaño de los dientes y también el del metatarso de la mano, cuyas dimensiones coinciden con las del grupo de humanos denomido negritos —explica Détroit—, humanos actuales que viven en Filipinas, Malasia y las islas Andamán que no suelen superar el metro y medio de estatura. Es este un dato inquietante si se suma otra evidencia reciente: los jarawa de Andamán tienen un 1% de ADN de otra especie de Homo sin identificar, fruto de un cruce hace miles de años.

La segunda opción es que luzonensis provenga de una oleada que salió de África antes que erectus, posiblemente de australopitecos. No hay fósiles para sostener esta hipótesis, pero puede argumentarse por la morfología frankensteiniana del luzonensis. Una tercera opción, defendida por Chris Stringer, investigador del Museo de Historia Natural de Londres, es que los Homo de Luzón y Flores descienden de un antepasado común local que surgió en la isla de Sulawesi, donde se han hallado herramientas de piedra de unos 110.000 años.

El polémico paleoantropólogo estadounidense Erik Trinkaus opina que ninguna de las opciones es plausible y asegura que luzonensis era un individuo enfermo, lo mismo que se dijo en su día del hobbit de Flores. “Es una rareza que debe ser considerada en el contexto del Pleistoceno, en el que eran muy abundantes las malformaciones”, explica. Puede que no sea algo tan descabellado dado el nuevo paradigma desvelado por la genética en el que neandertales, sapiens y denisovanos se cruzaron y tuvieron hijos fértiles. “El debate está demasiado polarizado, no creo que el Homo floresiensis sea un Homo sapiens patológico, pero sí que tiene patologías, algo que tampoco es de extrañar si estás hablando de una población aislada, con altos niveles de endogamia y que sufre además un proceso de enanismo insular que afecta a procesos de crecimiento general, sobre todo cuando se ha visto que las hibridaciones entre especies producen patologías”, apunta María Martinón, directora del Centro Nacional de Investigación sobre Evolución Humana.

Los hobbits de Flores desaparecieron hace 50.000 años, justo cuando el Homo sapiens llegó a Asia. La mayoría de los restos óseos de luzonensis tienen justo esa antigüedad mínima, lo que abre un último misterio sobre si los sapiens tuvieron algo que ver en la desaparición de estos dos parientes lejanos que ya no están aquí para explicar su historia.

Un fósil demuestra que los unicornios habitaron hasta hace sólo 29 mil años

No son como los pintan



Una extraña calavera fósil fue reportada recientemente en Kazajistán de una criatura que los expertos creen extinta hace 350 mil años. Se trata del unicornio siberiano, un animal que, si bien es más parecido a un rinoceronte que a un caballo, es conocido con el nombre de esta mítica criatura.

Sin embargo, un hallazgo realizado en 2016 de una calavera en excelentes condiciones, habría revelado recientemente que este animal habría vivido hasta hace sólo 29 mil años.

Bajo el nombre de Elasmotherium sibiricum, esta criatura no sería tan similar a los unicornios que actualmente se ven en la literatura infantil o películas. De hecho, la mayor semejanza que tendría con un caballo sería la condición de cuadrúpedo, ya que el animal sería mucho más grande.

Según los científicos, el unicornio siberiano medía 2 metros de altura y -al menos- 4,5 metros de largo, con un peso cercano a las cuatro toneladas. Más entre un mamut y un rinoceronte que similar a un equino. Y bueno, con un gran y largo cuerno saliente de la parte frontal de su cabeza.

Este animal también tenía un pelaje largo y probablemente se alimentaba de pasto, destacan los científicos a cargo del estudio del fósil hallado en Asia Central.

Para Andrey Shpanski, uno de los investigadores a cargo del proyecto, “es muy probable que el sur de esta zona de Siberia fuese un refugio, donde este animal se conservó por más tiempo que el resto de la especie”, comentó en declaraciones recogidas por Science Alert.

Estas son las 17 sustancias más costosas del mundo, no tenía idea de la existencia de algunas

¡Qué locura!



Durante mucho tiempo la personas han considerado el oro como el material más caro del planeta, pero el valor de este material ha cambiado y hoy en día no se considera como el más valioso.

Desde luego aun se sigue considerando un material muy codiciado y preciado, ya que es de una gran utilidad para fabricar distintos artículos como celulares, placas de base de computadora, collares, pulseras, anillos, etcétera, pero a diferencia de otros materiales es muy barato.

Existen un sinfín de materiales que su valor suena ridículo y por su alto costo es que es muy difícil de encontrar, incluso tener alguno de estos materiales a tu disposición podría meterte en muchos problemas ya que la mayoría de ellos se consideran ilegales.

A continuación, te presentamos las sustancias más costosas del mundo que seguramente no tenías ni idea de su existencia:

1. Rhodi0 — $58 por gramo.

Un metal que pertenece al grupo platino y es simplemente raro. Es tan extraño y difícil de encontrar que en proporción a una tonelada de corteza terrestre contienen en promedio el 0.001g de este metal.

2. Cuerno de rinoceronte — $110 por gramo.

El cuerno de rinoceronte es muy preciado debido a sus propiedades medicinales, también es utilizado como cachas de cuchillos. Esta especie se encuentra al borde de la extinción por lo que su caza es ilegal.

3. LSD — $3,000 por gramo.

Es una sustancia narcótica psicoactiva y una muerte segura. El proceso de facturación es semi-sintética por lo que es muy difícil de hacer.

4. Taaffeita — $20,000 por gramo o $4,000 por kilate.

Es una piedra preciosa de color rosado o blanco. Su valor sería un millón de veces más cara que el diamante, pero debido a su rareza no es muy popular.

5. Diamante— $55,000 por gramo.

Se podría decir que el diamante es una de las piedras preciosas más conocidas a nivel mundial y es tan bella como valiosa.

6. Piedra Jade — $170 million.

Esta piedra de Jade es la más grande del mundo y fue encontrada por unos mineros de Myanmar en una mina remota en Kachin, al norte de este país. Esta roca tiene una medida de 14 pies de alto y 19 de largo y pesa alrededor de 200 toneladas. La piedra será enviada a China para ser tallada y crear joyas y esculturas.

7. Azafrán — $11 por gramo.

Esta especie es única en el mundo, no solo sirve para cambiar el sabor de las cosas sino también tiene muchos beneficios para la salud. Para producirla se necesita de mucho tiempo y esfuerzo, pero nada la iguala en el mundo.

8. Metanfetamina — $100 por gramo.

No se necesita dar muchas explicaciones para saber que está prohibida por la ley, esto debido a que puede afectar seriamente nuestra salud.

9. Cocaína — $236 por gramo.

En los años 80s fue una de las drogas más usadas a nivel mundial, es un polvo blanco cristalino muy peligroso para la salud. Su precio es elevado en comparación con otras sustancias debido a su pureza.

10. Painita — $9,000 por gramo.

Es una piedra muy extraña que muy pocas personas saben de su existencia. Su color puede ser naranja o marrón rojizo y fue descubierta hace 65 años. En la actualidad existen solamente un par de cientos alrededor del mundo.

11. Californio — $25-27 millón por gramo.

Este elemento químico es considerado como el más costoso de la historia. Desde 1950 cuando fue descubierto ha sido sintetizado.

12. Heroína — $130 por gramo.

Tal vez la razón por el cual este producto es tan caro es porque es muy difícil de obtener.

13. Plutonio — $4,000 por gramo.

Este material radioactivo es pesado pero muy frágil, de un color blanco platinado. Es utilizado para crear armas nucleares y fuentes de energía para naves espaciales.

14. Tritio — $30,000 por gramo.

Es un gas que se utiliza en iluminación por tritio, su valor es de 15 millones de dólares, solamente producir una libra de tritio.

15. Oro — $56 por gramo.

Es un metal que ha sido considerado por mucho tiempo como algo hermoso, ninguna mujer puede resistirse a él.

16. Platino — $60 por gramo.

Este preciado elemento tiene un color muy similar al acero y la plata, al igual que el oro es muy resistente a los ácidos, bases alcalinas, entre otros compuestos.

17. Antimateria — $62.5 trillones por gramo.

Esta es considerada como la sustancia más cara del mundo. Simplemente producir un miligramo de positrones cuesta 25 millones de dólares. Se pude utilizar la antimateria para impulsar las naves espaciales en un futuro. Desafortunadamente se necesita el trabajo de toda la humanidad por un año para producir un solo gramo.

Encuentran una ballena portando un extraño arnés militar ruso

¿Nuevos experimentos militares rusos?



Los pescadores en la pequeña aldea de Inga se encontraron con una extraña sorpresa cuando faenaban frente a las costas de Noruega. Una pequeña ballena blanca nadaba entre los barcos mordiendo las cuerdas y aparejos de pesca. Lo más raro aún estaba por llegar. El animal llevaba puesto un arnés.

La historia de la ballena, su extraño comportamiento y las cinchas que llevaba alrededor del cuerpo llamó la atención de Jørgen Wiig, biólogo marino e Inspector de la Dirección del Servicio Marítimo de Pesca de Noruega. Wiig desplazó un equipo a la zona para examinar al animal con más detenimiento. La ballena, una pequeña Beluga Blanca (Delphinapterus leucas), se comportaba con total naturalidad ante la presencia de seres humanos.

Los biólogos examinaron el arnés y lo retiraron. En uno de los broches de plástico se podía leer “Equipo de San Petersburgo” en ruso. El profesor de la Universidad del Ártico noruego en Tromsø (UiT), Audun Rikardsen, explicó a la cadena de noticias NRK que ni los biólogos noruegos ni sus colegas rusos equipan a las ballenas con arneses porque estos pueden causar daños al animal si los llevan mucho tiempo. El conjunto de cinchas parecía destinado a instalar una cámara o algún tipo de equipamiento.

Jørgen Wiig especula con la posibilidad de que la beluga haya formado parte de algún experimento de tipo militar y haya escapado de alguna forma. “Solo podemos especular sobre cuál ha sido su uso, pero lo que está claro es que ha estado en cautiverio durante un largo período de tiempo porque estaba completamente domesticada. Hasta se dejaba acariciar”, explica Wiig. Su colega Rikardsen se puso en contacto con diferentes equipos de biólogos rusos que trabajan con ballenas y ninguno ha usado arneses. Por el contrario, los científicos rusos apuntaron la posibilidad de que se tratara de una beluga escapada de la base naval de Murmansk.

En la década de los 80, la marina rusa abrió un programa de investigación que buscaba entrenar mamíferos marinos como delfines y belugas con fines militares. La extraordinaria inteligencia de estos animales hace que sea posible entrenarlos para localizar objetos o explorar.

El programa se cerró en los 90, pero un reporte hecho público en 2017 por la cadena oficial rusa TV Zvezda confirmaba que el presidente ruso Vladimir Putin había reabierto varios de estos programas de entrenamiento con propósitos militares en el Centro de Investigación Marina de Murmansk.- Según aquel reporte, el objetivo del programa era determinar si las belugas podían ser empleadas como guardianes de las bases militares rusas hasta el punto de educarlas para atacar intrusos o asistir a sus buceadores.

En cuanto al animal liberado en Noruega, su futuro es aún incierto. “La ballena que hemos encontrado es un animal domesticado acostumbrado a recibir comida. Por eso se ha acercado a los pescadores”, explica Wiig. “La duda ahora es si logrará acostumbrarse a cazar y alimentarse por su cuenta. Algunas lo logran, otras no.” El animal sigue nadando en las aguas entre Rolvsøya e Ingøya.

Es posible que una supertierra orbite la estrella más próxima al sol

Nuevo descubrimiento



Es posible que haya no solo uno, sino dos planetas orbitando alrededor de la estrella más cercana a nuestro sol, una pequeña enana roja llamada Próxima Centauri que está a una distancia de unos 4,24 años luz.

«Nos complace mostrarles por primera vez el que, para nosotros, es un nuevo candidato a planeta en Próxima al que llamamos Próxima c», declaró Mario Damasso, del Observatorio de Turín, el 12 de abril durante la conferencia de Breakthrough Discuss de 2019.

«Es solo un candidato», afirma. «Es algo que debemos recalcar».

Si el planeta existe, es al menos seis veces más masivo que la Tierra —lo que lo convertiría en una supertierra— y tarda 1.936 días en completar una órbita alrededor de su estrella. Eso significa que la temperatura media en superficie del planeta es demasiado fría para que fluya el agua líquida.

«¿Es habitable? En realidad, no mucho. Es bastante frío», explica Fabio Del Sordo, de la Universidad de Creta.

En 2016, los científicos del proyecto Pale Red Dot revelaron el primer mundo conocido que orbitaba Próxima Centauri, un planeta al menos 1,3 veces más masivo que la Tierra que quizá sea lo bastante cálido para que la vida tal y como la conocemos prospere en la superficie. Los científicos identificaron el planeta, llamado Próxima Centauri b, estudiando cómo tira su gravedad de Próxima Centauri y hace que la estrella oscile.

Recientemente, Damasso y Del Sordo decidieron revisar los datos empleados para avistar Próxima b. Los procesaron de una forma diferente, retiraron las señales de Próxima b y su actividad estelar intrínseca, y añadieron 61 mediciones llevadas a cabo a lo largo de otros 549 días por el espectrógrafo HARPS, montado en un telescopio en el Observatorio de La Silla, en Chile.

En total, contaban con casi 17 años de datos sobre las oscilaciones de las estrellas. En ellos detectaron una señal que podría ser otro planeta en órbita alrededor de Próxima Centauri. De existir —algo considerablemente hipotético—, Próxima c tardaría algo más de cinco años terrestres en completar una vuelta alrededor de su estrella, a la que orbita a una distancia más de 1,5 veces superior a la distancia a la que orbita la Tierra del sol.

«La detección es muy complicada», afirma Del Sordo. «Nos preguntamos muchas veces si se trataba de un planeta real. Pero lo que es seguro es que, aunque este planeta sea un castillo en el aire, debemos seguir trabajando para sentar sus bases».

Se ha presentado un artículo científico que describe la detección a una revista revisada por pares.

Los científicos seguirán recopilando datos sobre la estrella y pretenden emplear la información de la sonda Gaia de la Agencia Espacial Europea para seguir estudiando el movimiento propio de Próxima Centauri, lo que podría refinar su interpretación de las oscilaciones. También sugieren que el planeta podría verse directamente con futuros telescopios.

Asimismo, las observaciones de la estrella por parte del ALMA (Atacama Large Millimeter/Submilliter Array) podrían respaldar la posibilidad de que haya diversos planetas en órbita: en esas imágenes, Próxima Centauri está rodeada de franjas de polvo que supuestamente están siendo formadas por objetos orbitantes. Además, ALMA detectó otra fuente resplandeciente en el sistema Próxima, situada a la distancia aproximada a la que podría estar orbitando Próxima c.

«Hay una fuente desconocida, es algo. Podría ser una fuente de fondo, podría ser ruido; no lo sabemos», admite Del Sordo.

«Es un resultado verdaderamente impresionante, espero que resista el escrutinio científico en los próximos meses y años», afirma Rene Heller, del Instituto Max Planck para la Investigación del Sistema Solar.

Lauren Weiss, de la Universidad de Hawái, sugiere que el equipo podría haber observado una señal provocada por una combinación de otros planetas del sistema, así como ruido estelar.

«Quizá haya otros planetas, pero no en el periodo en el que anuncian al candidato», contó a Damasso y Del Sordo durante la conferencia. «En realidad no sé qué podemos hacer salvo lo que han dicho con razón: seguir supervisándolo... Será un largo camino».