Viaja a otros mundos sin dejar La Tierra

Marte, Jupiter, Saturno, Urano... Todos en uno



La empresa de cohetes de Elon Musk, SpaceX, pretende llevar a cientos de humanos a Marte, y propone que los primeros humanos aterrizarán en el planeta rojo en torno a 2025. El presidente Barack Obama publicó un editorial en octubre de 2016 renovando su compromiso de enviar a humanos a Marte para la década de 2030. Esto basta para infundir a los terrícolas un espíritu viajero interplanetario, aunque todavía no se pueden reservar los billetes. Para los turistas espaciales en ciernes que ansían vivir una experiencia en otros cuerpos celestes, te presentamos algunos destinos de la Tierra que te dejarán un buen sabor de boca espacial.

Marte

El paisaje desértico rojo del sur de Utah imita el aislamiento, la geología y la paleta de colores de nuestro vecino planetario. En una excursión por esta región podrás descubrir profundos cañones rojos, buttes y pináculos. Ignora las suculentas y podrás imaginar que estás recorriendo el Valles Marineris, la versión marciana del Gran Cañón. El monumento nacional de Rainbow Bridge, que está en esta parte del estado, es un espectacular arco natural de 88 metros hecho de piedra arenisca de Kayenta de color marrón rojizo. La región también alberga la Mars Desert Research Station, un sustituto de dos pisos de una posible estación de investigación marciana, con escotillas falsas incluidas. Desde 2001, más de mil personas han participado en misiones de dos a tres semanas en la estación. La Mars Society, que aboga por enviar a humanos a Marte tan pronto como sea posible, está reclutando voluntarios activamente para futuras misiones.

Venus

Si los humanos llegan a visitar Venus, quizá nunca sean capaces de aterrizar sobre su superficie volcánica, envuelta en nubes que llueven ácido sulfúrico y cuecen la corteza a 471 grados Celsius. En lugar de eso, los visitantes podrían algún día flotar sobre la superficie en las ciudades en las nubes con energía solar que la NASA ha concebido para la hipotética misión High Altitud Venus Operational Concept (HAVOC). A esa altura, las temperaturas y otras condiciones serían menos hostiles para los visitantes del planeta azul. Para vivir unas vacaciones en Venus, asciende en globo aerostático durante el Festival Internacional de Globos de Albuquerque, en el que más de 500 globos despegan en un hermoso espectáculo. Este evento dura nueve días, se celebra en octubre e incluye celebraciones durante la noche bajo globos amarrados que brillan como farolillos coloridos.

La Luna

Buzz Aldrin, astronauta de la misión Apolo 11 que llevó al hombre a la superficie lunar por primera vez, escribió que «de todos los lugares de la Tierra donde entrenamos, la Gran Isla de Hawái era la que daba una sensación más cercana a la Luna». El lugar a aproximadamente 3.350 metros de altura en las laderas del Mauna Kea donde Aldrin y otros astronautas practicaron sus paseos lunares en los sesenta se ganó el sobrenombre de «valle Apolo». Los geólogos dieron a los astronautas un curso intensivo sobre formaciones volcánicas que incluían vuelos de reconocimiento y visitas sobre el terreno a tubos de lava, flujos de lava ondulantes de tipo pāhoehoe y formaciones vidriosas conocidas como cabellos de Pelé. El Mauna Kea, el volcán más alto de Hawái, tenía el entorno perfecto. Todavía pone a prueba a róvers lunares y ofrece importantes observaciones astronómicas gracias al complejo de observatorios de clase mundial que se encuentran sobre su cima. Durante el día, los senderistas experimentados pueden caminar hasta al cumbre en una excursión de ida y vuelta de ocho horas. Si hace buen tiempo, tienes un coche y puedes soportar el aumento de altitud también puedes ir al centro para visitantes, que está abierto durante la noche y se encuentra en la cima del volcán, desde donde podrás contemplar el atardecer y observar las estrellas y, por supuesto, la Luna.

Calisto

Uno de los objetos con más cráteres en nuestro sistema solar es la luna de Júpiter Calisto, descubierta por Galileo en el siglo XVII. El Valhalla, un cráter en la superficie de Calisto bautizado con el nombre del hogar de los guerreros caídos en la mitología noruega, es el más grande, con unos 4.000 kilómetros de diámetro. A diferencia de Calisto, la Tierra está protegida de las rocas espaciales gracias a la atmósfera, aunque ya ha tenido su ración de impactos. Si quieres tener la sensación de estar dentro del Valhalla, puedes visitar uno de los 190 cráteres confirmados de nuestro planeta creados por impactos de meteoritos. El más grande es el cráter de Vredefort, un arrugado círculo de montañas en Sudáfrica de cientos de kilómetros de diámetro, tan grande que quizá ni siquiera sientas que estás dentro de una de las mayores cicatrices del planeta Tierra. También puedes visitar el cráter de Pingualuit, más pequeño, más reciente y más intacto, que se encuentra en la tundra del norte de Quebec. Uno de los primeros exploradores creyó por error que este rasgo con forma circular casi perfecta era un tubo de kimberlita donde quizá podría encontrar diamantes. En la actualidad, los visitantes de Pingualuit encontrarán allí el Ojo de Cristal de Nunavik, un profundo lago de agua dulce de una transparencia extraordinaria.

Las auroras de Júpiter, Saturno y Urano

El sol expulsa partículas durante las tormentas solares que bombardean todo nuestro sistema solar, pero solo los planetas con campos magnéticos y una atmósfera convierten dichas partículas en impresionantes espectáculos de luz. Los científicos han observado este fenómeno en los polos de Júpiter, Saturno y Urano. En la Tierra puedes ver estas tormentas cerca de los polos norte y sur: en el norte como aurora boreal y en el sur como aurora austral. El baile de estos lazos de luz en el firmamento adopta tonos verdes, azules, rojos o púrpuras y tiene lugar cuando las partículas interactúan con los gases de nuestra atmósfera. Para conseguir presenciar este fenómeno hay que planificar bien el viaje y tener una pizca de buena suerte. Islandia, Noruega, Suecia y Finlandia se encuentran en latitudes septentrionales, por eso son las mejores ubicaciones para contemplarlo. Necesitarás un cielo completamente oscuro, así que es mejor ir entre septiembre y abril, cuando las noches son largas. El buen tiempo y la luna nueva también aumentan la visibilidad. Tras una tormenta solar, las luces pueden intensificarse, pero no hay forma de predecir estos fenómenos con antelación. El Instituto Geofísico de Fairbanks, Alaska, supervisa el estado actual de las auroras y ofrece una previsión de auroras a corto plazo, una idea aproximada de lo que podría aparecer en el transcurso de una hora.

Encélado

En 2011, la sonda Cassini observó chorros de vapor de agua y hielo que salían del polo sur de Encélado, una de las lunas de Saturno. El descubrimiento sugería la existencia de una reserva de agua bajo su superficie congelada. Cuando los investigadores analizaron la diminuta oscilación de la luna, sus cálculos apuntaron a que había algo más impresionante entre su corteza de hielo y su núcleo rocoso: un océano global. ¿Cómo sería nadar por esta capa acuosa? Si buceas bajo los icebergs de la costa de Groenlandia quizá puedas vivir una experiencia cercana a Encélado. Las superficies con hoyuelos de la parte inferior de los icebergs se derriten y cambian constantemente, por eso no hay dos inmersiones iguales. Sin embargo, estos cambios pueden suponer un peligro real para los buceadores cuando el hielo cae en las aguas gélidas. Si prefieres un lugar más accesible donde mojarte las aletas entre el hielo, te proponemos el centro de entrenamiento SCUBA en Morrison’s Quarry, Canadá.

Diferencia entre pulmón sano y de fumador

Menos mal que ya llevo 3 meses sin fumar. Que asco!



El viral del pulmón de un fumador que impacta más que cualquier campaña

Una enfermera de un hospital de Calorina del Norte muestra en Facebook los estragos de fumar un paquete diario durante 20 años

Si eres fumador quizá no quieras seguir viendo esto. Aunque quizá pueda ser el empujón definitivo para dejar definitivamente un hábito que causa en España 50.000 muertes al año, según el Ministerio de Sanidad.

No se trata de ninguna campaña de las autoridades públicas, sino de un vídeo que ha colgado en su cuenta de Facebook una enfermera de Carolina del Norte (EEUU). El vídeo de Amanda Eller, que en dos semanas supera las 600.000 comparticiones y los 60 millones de visualizaciones, lleva por título "Con cáncer, los pulmones de un fumador de un paquete diario durante 20 años frente a unos pulmonees sanos". Pregunta escalofriante

La pregunta que le sigue a continuación, "¿Quieres seguir fumando?", realmente es escalofriante. Aún es más impactante si se acciona el play de los dos vídeos que conforman el montaje que se ha hecho viral en las redes sociales.

En uno se ven unos pulmones totalmente negros de un fumador que padecía cáncer. Cuando la máquina le insufla aire al órgano carbonizado se infla de manera irregular y pobre. En cambio, en el vídeo de los pulmones sanos y de color rojo, estos funcionan a la par y se llenan totalmente de aire.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el tabaco es la primera causa de muerte evitable en el mundo. En España causa 50.000 muertes al año, "más que por accidentes de tráfico y el consumo de drogas ilegales juntos", subraya Sanidad.

Nunca has oído un concierto como este

El grupo musical que toca bajo el agua: Aquasonic




Aquasonic, la banda que hace sonar su música bajo el agua

Sumergidos en acuarios, así es como producen sus sonidos estos chicos daneses. 11 años de experimentación han sido necesarios para conseguir tocar en este particular escenario.

Todo comenzó mientras Laila Skovmand, cofundadora del grupo -además de compositora, música y directora artística- investigaba con su voz. Quería trabajar el efecto de cantar sobre una superficie de agua, así que probó a jugar con el sonido cantando sobre un recipiente de agua.

Un par de años más tarde, otro de los integrantes del grupo, Robert Karlsson, experimentaba en un laboratorio de música de artistas europeos a hacer música totalmente sumergido. La curiosidad de ambos les llevó a seguir avanzando en esta dirección y así nació Aquasonic.

Un violín, un arpa, un bongo, un órgano y un gong son algunos de los instrumentos que utilizan para hacer su música. Han tenido que crearlos, no cualquier instrumento es válido, pues deben estar compuestos por materiales aptos para propagar el sonido bajo el agua. Para ello han contado con el asesoramiento de buceadores, científicos, artesanos y fabricantes de EEUU, Cánada, Reino Unido y Dinamarca.

"Algunos de ellos se basan en ideas antiguas, como la rotacorda, un instrumento de cuerda donde una rueda toca las cuerdas para hacerlas sonar o el crystallophone, que suena al girar sus tazones de vidrio" explica Karlsson.

"Es muy difícil tocar música bajo el agua. Pero pienso que esto también genera una gran presencia de los intérpretes. No se puede pensar en otra cosa, y creo que esto es algo que la audiencia puede sentir" continúa Robert Karlsson.

Y efectivamente, escuchar su música produce un efecto hipnótico, lejano y mágico gracias a este elemento que es el agua. No solamente su sonido, si no que visualmente el espectáculo nos regala una gran belleza y delicados movimientos.

Otro de los grandes méritos de Aquasonic es que no utilizan equipos de buceo, los artistas aprovechan entre frases para respirar. Además los tanques en los que se sumergen están también estudiados como si fueran instrumentos, teniendo en cuenta su temperatura y otras cualidades del agua.

"El agua es algo que la humanidad tenemos en común, independientemente de la religión o la cultura, más allá de 'ellos y nosotros'. Lo cual creo que hace que esta actuación se dirija a una gran audiencia, no solo al teatro regular o al visitante de un concierto" cuenta Karlsson.

¿Dispuestos a ser parte de esta gran audiencia y relajaros con los sonidos de agua de los fascinantes Aquasonic?.

Nunca has visto una casa como esta

La casa que navega




Las alucinantes casas que Dubái construye para vivir abajo del agua

Dubái es la meca del lujo y la opulencia. Desde 2016, en sus costas de agua cristalina, se encuentra “El corazón de Europa”, un archipiélago creado por el hombre que busca emular a naciones europeas reales, aunque en una escala menor. Calles, casas, personas. El mundo, como se lo conoce, solo que en el agua.

La primera casa flotante de “El corazón de Europa” se vendió a principios del año pasado a 2,8 millones de dólares: la llamada “Seahorse flotante”, una propiedad descrita como el producto de más de 5.000 horas de investigación y 13.000 horas de diseño e ingeniería. Desde entonces, Kleindienst Group, la compañía encargada, desarrolla viviendas superadores que costarán 3,3 millones de dólares.

Las nuevas casas tendrán una parte subacuática de poco más de 25 metros cuadrados, compuesto por un dormitorio principal, otra habitación, un baño y un área de observación. Las paredes vidriadas ofrecerán una panorámica única de un jardín de coral y numerosos caballitos de mar que emergen del Golfo de Arabia, su hábitat natural.

De hecho, Kleindienst planea avanzar en la restauración de la población de caballitos de mar que se encuentra en peligro. “Vamos a crear un arrecife de coral artificial bajo los refugios de lujo, que será un área protegida en la que los caballitos de mar podrán vivir y reproducirse con seguridad”, dijeron en una inauguración.

Dado que las estructuras se encuentran a unos dos kilómetros y medio de las costas de Dubái, los habitantes deberán viajar a través de barco o hidroavión para llegar a su vivienda. Desde la compañía aseguran que, por más que no parezca el modo más accesible de transporte, una vez en “El corazón de Europa” se podrán trasladar a través de distintas embarcaciones desde una isla a otra.

La nueva versión de la Seahorse tendrá cuatro dormitorios y varias habitaciones donde un invitado puede dormir, por lo cual habrá espacio hasta para ocho adultos y ocho niños. Entre las atracciones máximas, los ocupantes tienen a disposición una plataforma de observación deslumbrante por encima del agua.

A su vez, las propiedades contarán con una automatización inteligente integral, que incluye a todos los equipos del hogar, desde los aires acondicionados, la iluminación hasta las persianas. El subsuelo, la parte debajo del agua, cuenta con pantallas que permiten visualizar la vida de la fauna submarina.

Cada Seahorse tendrá 83 metros cuadrados de espacio habitable y cerca 55 destinados al jardín. Más de 200 diseñadores, ingenieros y arquitectos de 25 países trabajaron para llevar a la realidad la posibilidad, antes inverosímil, de vivir abajo del agua.