martes, 11 de abril de 2017

PODRÁS TENER TU PROPIO BEBÉ SIN PARIR

Esta nueva tecnología permite concebir hijos sin pasar por la gestación ni el parto.




Los primeros 13 días después de la concepción se han vuelto un misterio para la ciencia, ya que es algo casi imposible de observar. Las hormonas del embarazo son demasiado bajas como para registrar un resultado de embarazo positivo, no se pueden ver crecer los óvulos fertilizados, y se entiende el proceso a grandes rasgos.

Pero ahora, investigadores de la Rockefeller University fueron los primeros en mirar y crecer embriones humanos en un laboratorio durante 13 días. Los investigadores lograron hacer crecer un embrión dándole insulina y otros nutrientes necesarios. Lo que se demostró fue que el embrión en sí contiene el manual de instrucciones genéticas para su desarrollo y no lo comparte con la madre (al menos de forma inicial).

La investigación promete nuevos modelos de crecimiento humano y puntos de vista sobre embarazos fallidos. Si bien este avance no significa que se puedan comenzar a cultivar bebés en laboratorios en el futuro, sí da pie a un futuro en el que los vientres humanos pueden llegar ser opcionales.

Sin duda eso abre la polémica, es algo que para algunos resulta fascinante mientras que para otros cambia uno de los actos fundamentales en la mayoría de los seres humanos: el cómo tener hijos.

Ectogénesis, el término de la polémica

La ectogénesis consiste en desarrollar un feto fuera del cuerpo humano, en un útero artificial. El término surgió en 1924 por el científico británico J.B.S. Haldane, quien predijo que para el 2074 solo el 30% de los nacimientos iban a ser humanos.

Lo cierto es que la ciencia ha logrado avanzar a pasos agigantados, y su predicción se puede haber quedado corta. Para muchos científicos, la ectogénesis llegará en menos de 20 años.

Este tipo de investigaciones con embriones, demuestran que es posible y plantean el debate sobre la gestación del futuro. ¿Es algo que todos queremos?